5 recomendaciones para prepararte para el parto (sin usar)

Entrena para un maratón

Nadie se presentaría a una carrera de 26,2 millas sin dedicar meses a un programa de entrenamiento reglamentario. Del mismo modo, la condición física durante el embarazo es imperativa. El ejercicio ayuda a reducir los dolores de espalda, a prevenir la diabetes, a aumentar la energía, a reducir el estrés y a mejorar el estado de ánimo. Promueve la fuerza, el tono y la resistencia muscular, mejora el sueño y le ayuda a ajustarse a las exigencias físicas del nacimiento.

Cuando Lucinda estaba de parto, comparaba cada contracción con un ejercicio de tres series de diez. Ella ponía el máximo esfuerzo en su gasto de energía mental y física durante la contracción. El descanso entre las contracciones proporcionaba un alivio para recargar la mente, respirar, descansar mental y físicamente, crear espacio y acumular sus reservas de energía para empezar de nuevo. Su mayor animadora, Andy, estaba a su lado proporcionándole amor, apoyo y aliento, lo cual fue una parte integral de su exitoso parto.

Fuente – https://genoaxe.com/que-ver-en-puerto-varas/

Acepta el dolor

El dolor no es sólo una molestia física, sino que la experiencia de la mente y la anticipación del dolor resulta en un sufrimiento mental innecesario. El parto consciente permite experimentar el trabajo de parto como sensaciones físicas intensas que surgen, alcanzan su punto máximo y pasan. Usar la meditación para mantenerse enfocado durante el parto le dará la resistencia mental y física para un resultado exitoso. Rendirse a la realización de que el dolor físico que tu cuerpo está experimentando es un viaje sagrado y milagroso puede transformar tu nacimiento.

Animo a todas mis pacientes a que se queden en casa el mayor tiempo posible porque el parto puede durar horas, y el dolor siempre se maneja mejor en la comodidad de un ambiente familiar. Recuerden que pedir medicamentos para el dolor incluso si tienen la intención de tener un parto natural no es un fracaso. Tener una cesárea no planeada no es motivo de arrepentimiento si el resultado final es un bebé sano en sus brazos. Nunca he tenido una paciente que haya recibido una epidural que se haya arrepentido de su decisión. Sé flexible.

Prepare la escena

Para la mayoría de las mujeres, un ambiente oscuro y tranquilo es ideal durante el parto, así que pídale a su enfermera o compañero que atenúe las luces y minimice el ruido. Las pequeñas cosas marcan la diferencia: una almohada favorita, un par de calcetines o un aroma relajante. La aromaterapia, especialmente el aroma de la lavanda, es muy calmante durante el parto. Los toques personales de la casa, como fotos, recuerdos o una vela sin llama, pueden llevar el amor a la habitación. La música siempre es útil, incluso si se va a hacer una cesárea. Es una fiesta de cumpleaños, así que diviértete y saborea el milagro del parto.

Una olla vigilada nunca hierve

Una paciente mía estaba tan decepcionada que después de horas de trabajo, sólo tenía tres centímetros de dilatación. Juguetonamente le pregunté si había algún otro lugar en el que necesitara estar. Deja de mirar el reloj… tienes un largo viaje por delante. Elija estar presente para el nacimiento de su bebé. Respira y deja ir cualquier concepto de tiempo o plazos. Cuando los pacientes llegan a la dilatación completa (diez centímetros), los animo a «bajar el parto», es decir, durante varias horas, no empujan. La gravedad, el tiempo y las contracciones harán que el bebé baje al canal de parto hasta que sienta una intensa presión rectal y la necesidad de pujar. Cuanto menos pujes, menos te agotarás, menos se hinchará tu perineo y menos te desgarrarás.

Apoye a su pareja

Ver el nacimiento de su hijo es uno de los mejores momentos de la vida, y una pareja que lo apoye puede ser el recurso más relajante y tranquilizador para una madre. Animo a los seres queridos a participar plenamente en el viaje del embarazo asistiendo a las citas prenatales, a las clases de parto y lactancia, haciendo preguntas y siendo un miembro interactivo del equipo. Es un momento mágico para crear un vínculo con su pareja y su bebé. Cuanto más fuerte sea su relación antes del nacimiento, más positiva será su participación.

Considere el panorama general

El objetivo más importante en el parto es traer una vida saludable al mundo. Por favor no pierdas de vista esto o lo desestimes. Confíe en sus médicos y enfermeras para que le guíen cuando las situaciones cambien. Sea una nueva madre intensamente orgullosa, ya sea que tenga un parto de dos o 24 horas, una cesárea de emergencia, un parto epidural o un parto sin drogas.

 

Leave a Reply