Menu

hacer el diseño con Word


1 – usar plantillas de documentos

No es fácil crear un texto con un aspecto atractivo. Para ayudarle, inspírese de los modelos existentes, son numerosos y se adaptan a todos los usos (invitaciones, informes de actividades, diplomas y certificados….). Para ello, desplácese hacia abajo en el menú Archivo, Nuevo. Si está conectado a Internet, puede utilizar las plantillas presentadas en la lista Plantillas de Office.com. Algunos de ellos, por ejemplo, Diplomas, están disponibles en varias versiones. Una vez que haya elegido su modelo, haga clic en Descargar. Se abre automáticamente un documento en esta plantilla. Después, como la plantilla está instalada en su PC, será accesible en el panel Plantillas disponibles, en la carpeta Plantillas recientes, por lo que ya no necesitará una conexión a Internet para crear un documento similar.

2 – Aplicar efectos tipográficos

Mejore sus títulos! Word 2010 ofrece una amplia gama de herramientas tipográficas. El efecto será más llamativo con una fuente en negrita, como Arial Black o Rockwell Extra Bold (o cualquier otra fuente con la palabra Bold en su nombre). Seleccione el título, haga clic con el botón derecho del ratón y seleccione Fuentes. Active la ficha Fuentes y atributos y haga clic en Efectos de texto. En la ficha Relleno de texto, marque la opción Relleno de degradado. Desplácese hacia abajo en la lista Colores predefinidos y elija un modelo de tono. Si es necesario, mueva los controles deslizantes a la regla Puntos de degradado para cambiar el gradiente de color (por ejemplo, para resaltar tonos más oscuros y legibles en un fondo claro). Por defecto, el degradado se aplica de arriba a abajo. Puede cambiar su dirección a través de la lista Orientación. Para validar sus elecciones, haga clic en Aceptar y luego en Finalizar.

3 – Encontrar una caligrafía anticuada

¡Más fuerte aún! Aplicará efectos caligráficos reales a sus títulos (o textos). Advertencia: esto no funciona con todas las fuentes. Para el resto de este párrafo, le recomendamos que utilice la fuente Gabriola (que se instala automáticamente con Office 2010) y que adopte un tamaño de fuente de al menos 16 puntos. Haga clic con el botón derecho en el título y, en el menú que aparece, seleccione Fuente…. Habilitar la ficha Configuración avanzada. En el área Características de OpenType, desplácese hacia abajo en la lista Efectos de estilo y seleccione 7 (este es el valor que da los mejores resultados con la fuente Gabriola). En el cuadro de diálogo, mire la vista previa del resultado: ¡sus títulos parecen estar dibujados con un lápiz de pluma!

4 – Mezclar los contornos

Otro efecto es añadir un efecto de desenfoque al título. Esto es especialmente útil si está imprimiendo en papel de color, ya que el título aparecerá menos agresivo. Para lograr este efecto, en el cuadro de diálogo Efectos de texto abierto en el paso 02, active la ficha Brillo y Contornos más suaves. Desplácese hacia abajo en la lista de Preselecciones. Elija un modelo de lámpara y confirme con Aceptar y Cerrar.

5 – Estirar los títulos en anchura

¿Cómo conseguir que el título ocupe todo el ancho de la página, sin aumentar su tamaño vertical? Fácil: seleccione el título, haga clic con el botón derecho del ratón, elija Fuente……. Habilite la ficha Configuración avanzada. En el campo Escala, introduzca el valor del porcentaje para dar al ancho de su párrafo (100% representa el ancho actual, 200% el doble ancho, etc.).) y, a continuación, confirme con OK.

6 – Divida su texto en columnas……

Un texto largo es más agradable de leer si está dividido en columnas. Para ello, seleccione primero la parte de texto que desea procesar. A continuación, active el menú Configuración de página, haga clic en Columnas. Evite elegir plantillas predefinidas (Dos, Tres…) y elija Otras columnas: tendrá más opciones a su disposición. Seleccione el número de columnas, marque la opción Línea de separación si es necesario y confirme con OK.

7 – …. y evitar chimeneas

Con columnas estrechas, a menudo hay un efecto bastante desagradable, especialmente si sus párrafos están justificados. De hecho, por defecto, Word nunca divide las palabras en dos. Así que hay espacios en blanco importantes en las líneas. Cuando estos espacios se apilan verticalmente en la página, los tipógrafos se refieren a ellos como «chimeneas». Para corregir este efecto desagradable, permitirá que Word divida las palabras largas en dos insertando guiones opcionales (llamados separación silábica en versiones anteriores de Word), que desaparecerán tan pronto como las palabras dejen de ser cortadas. Para ello, abra el menú Configuración de página y haga clic en Salto de palabra. Seleccione Automático: Word inserta guiones en los lugares apropiados. Las dos ilustraciones siguientes permiten comparar el efecto obtenido sin rotura de palabra y con rotura automática.

8 – Ajustar una imagen en el texto

En la sección común a todo el software, hemos visto cómo insertar una imagen. Si lo ha colocado en un documento de Word, encontrará que, por defecto, «persigue» el texto adyacente. En otras palabras, este último se coloca por encima y por debajo, pero no al lado. La imagen debe poder insertarse libremente en el texto. Haga clic en la ilustración para seleccionarla. El menú Herramientas, Imagen se activa automáticamente. Haga clic en Posición. En la ventana que aparece, elija quién se muestra, en el centro del centro con una envoltura de texto cuadrada. Confirme con OK. Ahora puede moverse libremente y cambiar el tamaño de su imagen: el texto se coloca automáticamente alrededor de ella. Para un posicionamiento más preciso de la imagen, utilice las teclas de flecha del teclado. Si encuentra que las líneas de texto «se pegan» demasiado a la imagen, haga clic de nuevo en Posicionar y seleccione Otras opciones de diseño. Active la pestaña Posición y, en los campos Posición absoluta, introduzca la distancia mínima entre el texto y la imagen, expresada en centímetros. Confirme con OK.

9 – Colorear los fondos

Un documento es más agradable si se presenta en papel de color. Para lograr este efecto, active el menú Configuración de página y haga clic en Color de página, luego haga clic en Otros colores y active la pestaña Personalizado. En la paleta, haga clic en el tono elegido y, a continuación, haga doble clic en Aceptar. También es posible utilizar una imagen como fondo de pantalla. Para ello, evite la función Marca de agua, que sólo permite la inserción de texto superpuesto (Urgente, Confidencial, etc.). Haga clic en Color de la página, elija Patrones y Texturas. Active la pestaña Imagen y haga clic en Seleccionar una imagen. Elija una foto clara y valídela. Sin embargo, tenga cuidado: esta función es bastante difícil de dominar. La imagen elegida debe tener las mismas proporciones que la página…. y no podrá redimensionarla.

10 – Trabajo en modo ferroviario

Si ha diseñado un folleto de varias páginas o un prospecto, podrá juzgar mejor la calidad general yuxtaponiendo las miniaturas de las páginas que lo componen (un ferrocarril en la jerga de las imprentas). Paradójicamente, le aconsejamos que evite la función de Vista Preliminar de Impresión, accesible a través del menú Archivo, Imprimir. De hecho, obtendrá el mismo resultado simplemente cambiando al modo Página (en el menú Ver, haga clic en Página). A continuación, mantenga pulsada la tecla Ctrl y gire la rueda del ratón hasta conseguir el número de páginas deseado. ¿Por qué cambiar al modo Página? Simplemente porque puede seguir modificando su texto, incluso reducido a miniaturas (insertar texto, imágenes, cambiar el formato de los textos…), lo que es imposible en el modo Vista previa.

Leave a reply


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *